Usted está aquí

Gigantes y cabezudos de Tolosa: los más queridos y los más temidos

No hay tolosarra que no haya sentido un poco de miedo corriendo por delante de los cabezudos (¡todavía hay quien lo tiene!); pero sin duda todos y todas se emocionan al ver a los gigantes bailar: una obra de arte que desfila por las calles de Tolosa los días más especiales, y a los que cada vez se acerca a ver más y más gente. No es de extrañar: nadie se cree que puedan bailar como lo hacen con sus 4 metros de altura. ¡Hasta que lo ven!

Para hacerse una idea: los gigantes de Tolosa llegan hasta los primeros balcones de la Parte Vieja. Es la Comparsa de Tolosa quien se ocupa de este icono cultural de la villa: cuidarlos, entrenar, preparar coreografías, ensayar, y sacarlos a la calle junto a los cabezudos. Prepararse supone mucho trabajo, y es entendible cuando descubres que cada uno de los gigantes pesa entre 55 y 60 kilos y cada cabezudo alrededor de 10 kilos. ¡Y sólo hay una persona dentro! En el 2018 viajaron hasta Japón, al Festival Lida Puppet Festa.

Pero, ¿de dónde vienen los gigantes y cabezudos? 

Aunque hay muchas teorías, la más creíble se basa en la iglesia católica. Se dice que los gigantes y cabezudos siempre salían justo antes de las procesiones “haciendo honor a Dios”. Los gigantes, representaban la nobleza (sobretodo los reyes); los cabezudos, el pueblo (con mayor semejanza al demonio).

En cuanto a Tolosa, las primeras informaciones datan de 1657: un hombre llamado Francisco de Azpillaga hizo los gigantes de Pamplona, pero no había comparsa que los sacara. En 1977, también hubo unos gigantes municipales, pero después se abandonaron. Desde entonces, y hasta 1991 existieron gigantes más modernos, que eran producidos en serie.

El hecho de que fueran creados en serie no era atractivo; por lo que esto supuso que un grupo de tolosarras se animara a crear algo nuevo, más original, único, y que tuviese más identidad y relación con el pueblo: se pasaron el año 1993 entero trabajando en los primeros gigantes de Tolosa que hoy en día conocemos, con ayuda de diferentes empresas. 

¡Así son los gigantes por dentro!

La comparsa (cuyo creador es Iñaki Moyua) cuenta hoy en día con alrededor de 35 miembros, 6 gigantes y 10 cabezudos. El 1 de mayo de 1995 se estrenaron 4 gigantes (Domenjon González de Andia, Catalina de Tapia, Bordon-dantzari y Neskatila) y 7 cabezudos (Sorgina, Akerra, Txantxo, Ostegun Gizen, Ostiral Mehe, Txilabas y Calderero). 

A la gente le comenzaron a atraer más y más, y así la comparsa comenzó a crecer: en 2004 añadieron a la cuadrilla de gigantes a Peio e Isabelita, en honor al Carnaval de Tolosa. También se crearon los cabezudos de las sociedades gastronómicas Veleta y Ero Etxe. Su intención siempre ha sido ir creando más personajes, y es así como crearon el último, en honor a Juanito Lope. 

Los niños y niñas de hoy en día les tienen un aprecio enorme, tanto que deciden regalarles sus chupetes cuando ya llega la hora de dejarlos a un lado. No es raro verlos correr con cabezudos más pequeños, o imitando a los gigantes. 

Muchos niños y muchas niñas sueñan con sentir la sensación de estar algún día bailando dentro; y esto, es por toda la ilusión que siempre le ha puesto y le sigue poniendo a esta bonita tradición tolosarra la Comparsa de Gigantes y Cabezudos.

 

¿Cuándo podemos ver a los gigantes de Tolosa? 

La Comparsa de Tolosa desfila por las calles de Tolosa en días especiales como Carnavales (carnavales, sábado regular…), San Juan (chupinazo, día de las cuadrillas, procesión…), Navidades (cabalgatas de Olentzero y de Reyes), la Fiesta de la Alubia….

 

Os dejamos un vídeo en el que se puede ver lo impresionante que es cuando se ponen a bailar y a dar vueltas sin parar:

Últimas noticias